BLOG
No estamos locos, que sabemos lo que queremos - Trabajo
No estamos locos, que sabemos lo que queremos…

Una frase que he escuchado varias veces estos días: parece que estamos locos y no sabemos lo que queremos. Tanto tiempo soñando con el trabajo remoto como una fórmula positiva, que nos ayuda a conciliar, más sostenible y eficaz y, ahora, cuando lo tenemos, tampoco es exactamente lo que nos va bien: hay quejas, la gente no está contenta…

¿Estamos realmente locos? ¿No sabemos lo que queremos? Yo diría que simplemente somos personas. Personas que vivimos y sentimos los cambios; cada uno a nuestra manera.

El trabajo remoto implica cambios profundos y estructurales en la forma de trabajar y relacionarnos, nos obliga a adoptar nuevos hábitos de forma acelerada y muchas veces nos pilla a contrapié.

En esta transformación está claro que la tecnología es clave. Pero como todo cambio, no solo hay que abordarlo desde la parte hard, sino que también es imprescindible la parte soft. El tener muy presente cómo las personas que forman nuestras organizaciones van a vivir estos cambios va a marcar la diferencia.

No estamos locos, que sabemos lo que queremos - Conciliación

Para abordar el teletrabajo de forma efectiva, es imprescindible acompañar a las personas y a los equipos en esta transición, desarrollar nuevas habilidades y dotarlos de recursos para navegar en este cambio. Aspectos tan básicos como ser más autónomo al gestionar las prioridades y nuestra energía a lo largo de la jornada toma ahora especial relevancia. Para los líderes, huir del micromanagement y de la «reunionitis» y no perder de vista que el ser humano es un animal social. Lo virtual no tiene por qué ser impersonal: mantener la cercanía a la vez que la efectividad en nuestra comunicación remota requiere también de un desarrollo y aprendizaje, ya sea en one to one o en equipo.

Un aspecto esencial es reconocer que no todos vivimos esta realidad de la misma forma. Somos personas únicas, con personalidades, momentos vitales y contextos diferentes. Esto hace que vivamos esta realidad de forma distinta y no nos vale por igual el «café para todos» o las mismas soluciones. Aquí toma todo el sentido diseñar y co-crear juntos las fórmulas que nos convienen y nos ayudan, empoderando a las personas y mejorando así la experiencia del empleado. El employee centricity del que se viene hablando hace tiempo tiene ahora más sentido que nunca. Implementar bien las políticas de teletrabajo puede ser una gran oportunidad para mejorar no solo la eficiencia de nuestro trabajo sino sobre todo el engagement de los equipos.

El éxito de las relaciones en el equipo a partir de ahora pasa inequívocamente por una combinación eficiente del teletrabajo y la presencia en oficina. El saber integrar este cambio de paradigma es clave para el futuro del trabajo y las empresas.

Como dice la canción de Ketama «No estamos locos, que sabemos lo que queremos…». Tan solo no hay que olvidar que somos personas.

Silvia Fradera

Fundadora de Ready for People

Etiquetas:
¿Te ha gustado este artículo?
Comparte con tus amigos
¿PODEMOS AYUDARTE?
déjanos tu número y te llamaremos

Send this to a friend