BLOG
Cuando el VUCA te aplasta - Portada (2)
Cuando el VUCA te aplasta…

No quiero negar la evidencia de la dificilísima realidad que vivimos y he de reconocer que, lamentablemente, no creo que «TODO saldrá bien». Sin embargo, me resisto también a caer en una espiral negativa y derrotista: no creo que ayude en nada. Me gusta ponerme las gafas con filtro «posimista» y mantener la actitud positiva, pero a la vez realista, de la que nos habla el amigo Joan Plans. Se trata del punto de optimismo que nos deja ver la luz al final del túnel.

Hace exactamente cuatro semanas, el famoso VUCA (en forma de COVID-19) nos dio a todos una súper bofetada en la cara, aún duele y lo que nos queda… A mí me gusta hablar de aprender de las experiencias: sin vivencia no hay emoción y sin emoción no hay aprendizaje ni desarrollo. Pero reconozco que en esta ocasión la experiencia está siendo tan brutal que me dejó unos días fuera de juego, como en catarsis, sintiendo que perdía el control de todo. Esta es una experiencia generalizada de la que nadie se escapa y que nos pone a todos en el mismo nivel, sea cual sea nuestra condición y convicción.

El miedo y la preocupación frente la incertidumbre son las emociones generalizadas. También la rabia frente a la impotencia y la tristeza ante los hechos. Emociones tan desagradables como necesarias para avanzar si sabemos gestionarlas correctamente. Por otro lado, y en medio de esta catarsis, me ha asombrado ver la rapidez con la que algunas personas y organizaciones se han puesto en marcha. ¡No lo estamos haciendo tan mal! Esto nos da una nota positiva, dentro del realismo que impone la situación.

Debemos destacar, primero, el inmenso trabajo que están haciendo los equipos del ámbito sanitario. En ámbitos diferentes, también debemos resaltar como aquellas organizaciones que podían parecer poco ágiles e incluso un pelín lentas han conseguido reorganizarse, poner en marcha el teletrabajo y adaptarse para seguir operando de forma bastante efectiva en condiciones muy, muy difíciles. Empresas de todos los tamaños y profesionales se han volcado en ayudar en esta situación y aportar su granito de arena. Otras siguen al lado de los clientes y usuarios apoyando de forma incondicional y admirable. Vemos muchos buenos ejemplos en todos los sectores. Podemos sentirnos orgullosos de estos logros que nos animan a seguir avanzando y hacer frente a las grandes dificultades que aún tenemos por delante.

Cuando el VUCA te aplasta - Portada

5 claves para afrontar tiempos VUCA como el actual

¿Qué es lo que marca la diferencia en las organizaciones y ayuda a conseguir más en menos tiempo incluso en momentos de extrema incertidumbre?

  • Ante esta situación nueva e insólita donde no está nada claro el «qué» debemos hacer y menos el «cómo»; el «para qué o por qué» parece claro para todos. Dejar que un propósito común y compartido nos guíe hace que definir prioridades y objetivos sea más fácil y nos permite enfocarnos en el «cómo». Ahora buscamos la supervivencia en todos los sentidos, tanto desde la óptica de la salud como económica. Ha tenido que ser una situación extrema la que lleve a todos los actores a empujar en la misma dirección: empleados, dirección, comités de empresa, sindicatos y voluntarios. El compromiso y la motivación es evidente, todos alineados y movilizados en la misma dirección.
  • Hemos visto la empatía aflorar más que nunca. Nunca he visto tantas personas en las organizaciones hablando de emociones y tener tanto en cuenta situaciones personales y familiares, así como ayudarnos y cuidarnos unos a otros. Esta empatía nos ayuda a afrontar el miedo y genera confianza que es el único antídoto para avanzar. El back to basics, la simplificación y el reset de prioridades vitales se impone.
  • Se han obviado jerarquías innecesarias, fomentando la autonomía para que en cada momento actúe o decida quien mejor puede hacerlo, de forma rápida, sin burocracias ni controles innecesarios. Por ejemplo, hemos visto situaciones de reverse mentoring y de intercambio generacional muy enriquecedoras.
  • Se deja espacio para las nuevas ideas, espacio a la creatividad y la innovación. No tenemos miedo a probar cosas nuevas e ir adaptando y construyendo en el camino. El think out of the box no solo está permitido, sino que ahora está más valorado que nunca.
  • Ponemos especial atención a la comunicación para facilitar la continua actualización de todas las personas. Además, a través de medios digitales hemos sabido mantener la conexión y la cercanía. Hace un mes no hubiéramos ni imaginado los desayunos o aperitivos virtuales 🙂 . También hemos visto momentos de celebración de pequeños éxitos, reconociendo los logros en el camino y esto nos ayuda a avanzar.

Nos queda mucho para superar esta crisis. Con estas primeras experiencias vividas y compartidas, ya podemos empezar a sacar unos primeros aprendizajes. Espero que podamos ir integrando alguno en el camino que tenemos delante. Aunque los pesimistas dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, mis gafas «posimistas» me ayudan hoy a pensar que en todo esto habrá cosas que «SÍ que saldrán bien». ¡A por ellas!

#reinventandonosenpositivo

Silvia Fradera

Fundadora de Ready for People

Etiquetas:
¿Te ha gustado este artículo?
Comparte con tus amigos
¿PODEMOS AYUDARTE?
déjanos tu número y te llamaremos

Send this to a friend