BLOG
Confianza y liderazgo: respuestas ante un nuevo paradigma laboral (Portátil)
Confianza y liderazgo: respuestas ante un nuevo paradigma laboral

La situación que estamos viviendo en la actualidad ha acelerado un cambio a nivel laboral en aquellos sectores donde es posible trabajar a distancia. Sin embargo, el teletrabajo sitúa a managers y empleados ante diversos retos que deben ser superados a través de la confianza y el liderazgo.

¿Quieres conocer algunas de las claves para adaptarse a esta inmensa transformación y convertirla en una realidad duradera? En este post, las abordamos.

Un cambio acelerado: la necesidad de confianza y no de vigilancia

Según los expertos, el teletrabajo en Europa apenas llegaba al 3,5% de los trabajadores. Inmersos en la crisis sanitaria que ha provocado el COVID-19, este porcentaje se ha visto propulsado y es probable que transforme la forma de trabajar para siempre.

Sin embargo, muchas organizaciones no estaban listas para dar este salto, ya que supone un cambio en la cultura corporativa. Para ello, lo primero que se debe tener claro es que está demostrado que los trabajadores en remoto son tan productivos, o más, que sus demás colegas. ¿Qué ocurre entonces?

La principal barrera que aparece ante el teletrabajo es la falta de confianza, proveniente de una mentalidad propia de la edad industrial: el empleado tiende a no trabajar y necesita un jefe encima que le obligue a no «escaquearse» de sus funciones.

Esto puede parecer una caricatura, pero esconde un problema real. La respuesta es que el empleado, el conjunto del equipo, necesita confianza y no vigilancia. El manager debe ejercer de líder y sentar las bases para generar ese clima.

Confianza y liderazgo: respuestas ante un nuevo paradigma laboral (Manager)

Por su parte, es fundamental que los empleados a distancia se sientan integrados y alineados con el equipo, de manera que confíen también en las personas que les dirigen. La sensación de aislamiento es un gran reto y la confianza también ayuda a sentirse una parte importante del grupo y desarrollar todo el potencial de cada uno.

Cómo generar una relación de confianza desde el liderazgo

La nueva dinámica de empresa que ha surgido con esta crisis sanitaria hace necesario que se establezca este citado clima de confianza que surja desde el liderazgo, pero que sea también recíproco. Las claves son:

  • Fijar de forma muy clara el rol de cada persona y que cada uno sepa lo espera de él. Las directrices y prioridades deben estar bien asignadas y acordadas.
  • Asegurarse de que todos los empleados tienen lo que necesitan. Esto se hace especialmente evidente cuando la transformación se hace de forma tan brusca, por ejemplo al enviar empleados a casa sin facilitarles dispositivos para trabajar o incluso las conexiones que necesitan. En el medio y largo plazo, estas necesidades pueden ir cambiando y van desde formación, más intangible, hasta la renovación de equipos.
  • Establecer una comunicación efectiva. Todos los canales deben de estar abiertos, pero además debe producirse una información constante sobre el estado de los proyectos o los cambios que pueden surgir.
  • Proveer feedback de manera continuada y no dejar nunca de reconocer el trabajo bien hecho. Algunas personas trabajando a distancia pueden sentir que se esfuerzan para nada o realizan proyectos que no llegan a ningún término. El reconocimiento es la mejor fórmula de motivación que existe, además de ser una de las bases de la confianza.
  • Respetar la capacidad de autogestión del trabajo de cada persona y comprender que cada uno tiene sus ritmos, se organiza de una manera y afronta los proyectos desde distintas perspectivas. No se debe estar encima en cuanto al cumplimiento del horario en paralelo de todo el equipo, sino fijarse en si se están alcanzando las metas fijadas.
  • Mantener informados a todos los empleados en remoto de la situación del equipo y del conjunto de la organización, así como de aquellas novedades que se producen a distintos niveles. Este aspecto es muy importante para construir un grupo cohesionado y comprometido.

Es fundamental mantener la conexión emocional en el equipo. También es importante seguir disponiendo de espacios de sociabilización, aunque sea de forma remota. En los últimos días hemos visto aparecer los cafés y desayunos virtuales, ¡que funcionan muy bien! Son equipos que dedican tiempo únicamente a conversar, compartir y ponerse al día.

Confianza y liderazgo: respuestas ante un nuevo paradigma laboral (Empleada)

En este sentido las herramientas que se utilizan son importantes: sistemas como Slack, Skype o Zoom facilitan la comunicación. Más clave aún es la cultura y la forma de trabajar que existe en la organización. ¡Un liderazgo basado en la confianza es mucho más eficaz y productivo!

Estamos viviendo una auténtica prueba piloto en la implementación del trabajo remoto que transformará la realidad laboral. Debemos verlo, dentro del difícil contexto que nos envuelve, como una oportunidad para apostar por la conciliación y la flexibilidad que puede instalarse en nuestras vidas. La responsabilidad de todos nosotros y los resultados que obtengamos sentarán las bases para el trabajo del futuro.

Etiquetas:
¿Te ha gustado este artículo?
Comparte con tus amigos
¿PODEMOS AYUDARTE?
déjanos tu número y te llamaremos

Send this to a friend